Yoga – Camino hacia la Paz y la Armonía

La UNESCO ha declarado el Yoga como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. Hoy día, lo practican millones de personas en todo el mundo, desde niños hasta ancianos y se practica en casa, en escuelas, en hoteles, parques, playas, centros especializados y hasta en oficinas y empresas. Podríamos decir que ‘está de moda’ o , al menos, de total actualidad.

Pero ¿saben todas esas personas qué es lo que están practicando? ¿Saben qué es YOGA?

Tener claro el origen de algo ayuda a comprender su esencia, el su objetivo.

YOGA proviene del sánscrito y significa ‘unión’. Los orígenes del Yoga no se saben con exactitud pero según los manuscritos y las imágenes halladas podria remontarse hasta 5000 años antes de nuestra era.

Nace en Oriente como una práctica para ejercitar la mente con la intención de alcanzar un mayor nivel de consciencia, integración y liberación. El Yoga, busca silenciar y controlar la propia mente como base para el desarrollo y la mejora continua humana. Las ‘asanas’ o posturas (tan conocidas y practicadas hoy día) surgieron siglos después, en los últimos 600 años más o menos, como herramienta para preparar el cuerpo para las prácticas más elevadas y profundas del Yoga. De hecho, en los manuscritos antiguos no aparecen nombres como ‘Surya Namaskar’ (Saludo al Sol) y similares. Las posturas vinculadas a la práctica eran aquellas en las que la persona se coloca sentada (postura Loto) para meditar.

El Yoga nació como una técnica de autorrealización y mejora del Ser Humano el cual anhela desde sus orígenes la paz, la armonía, el bienestar y la plenitud. No es un sistema de creencias, no es religión: es experiencia, es práctica, es unión cuerpo-mente-espítiu. Es autoconocimiento. Conlleva una reeducación integral de la persona.

El objetivo del Yoga depende del interés del practicante, de lo que busca conseguir: el Yoga se adapta a la persona y no la persona al Yoga. Puede ser aprender a relajarse, mayor capacidad de concentración, autoconocimiento, mayor nivel de consciencia, de libertad, etc. El Yoga te conduce hasta donde tú le permitas que te lleve. Es constancia, compromiso, es un proceso, un camino.

Practicar Yoga sólo conlleva beneficios para la persona: físicos y psíquicos. Sin embargo, existen diferentes niveles, como en los videojuegos, y sólo las personas más comprometidas se embarcan en el viaje que les llevará a descubrirlos y superarlos. La mayoría de las personas se quedan en el primer nivel y eso no es ni mejor, ni peor. El practicante es libre de elegir en qué nivel quiere moverse y , aunque son las que menos, han existido y existen personas que han alcanzado los niveles más altos llegando a lo que la literatura suele llamar ‘iluminación’ o autorealización completa a través del Yoga y la meditación, logrando así sentirte UNO con todo cuanto les rodea, y habiendo eliminado la sensación de separación/división con todo lo que existe con la que las personas nacen, viven y mueren.

Ahora bien, si echamos un vistazo a la variedad de prácticas de Yoga que hoy día se ofertan por todo el mundo, es normal preguntarse cuánto de auténtico Yoga hay en ellas. Desde mi punto de vista, eso no es lo relevante. Lo esencial es que cada persona se pregunte qué busca conseguir a través del Yoga y cuando lo tenga claro se tome su tiempo en encontrar la práctica y la persona adecuada para lograr su objetivo. Sólo la experiencia le responderá (ayudada por la intuición y la autoescucha) de si lo que está practicando, dónde y con quién le acercan a lo que pretende conseguir. Se trata de un viaje de auto-descubrimiento. Siempre tienes la opción de cambiar y probar hasta encontrar lo que buscas, aquello que te proporcione auténtica paz y bienestar.

‘’Las dos piezas únicas piezas (y las más importantes) de equipamiento que necesitas para hacer yoga son tu cuerpo y tu mente’’ – Rodney Yee –

‘’El yoga es difícil para aquel cuya mente no está sometida’’ – Bhagavad Gita –

Fuentes consultadas:

Leave Comment

Category: Yoga


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *